Una tarde en compañía de Ettore Scola, homenaje al maestro del cine italiano
La tarde del 2 de junio, Passione Italia rendirá homenaje a un gran director del cine italiano, Ettore Scola, proyectando su obra maestra "Una jornada particular"

La noche del pasado 19 de enero de 2016 fallecía Ettore Scola, a la edad de 84 años. Primero periodista, luego guionista y director, este maestro del cine italiano dejó al país transalpino una herencia de un valor inestimable. Una larga lista de películas y premios recibidos a lo largo de su vida que estuvo dedicada a la reivindicación social.

En 1980 ganó el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes por su película "La terraza"; sus éxitos cinematográficos - a menudo acompañados por actores ilustres y grandiosos como Sophia Loren, Marcello Mastroianni y Vittorio Gassman - se caracterizan por la sutileza con la que Scola trata temas sociales controvertidos y difíciles. 

 "Una jornada particular", película de 1977, cuyos protagonistas son Mastroianni y Loren, cuenta la jornada del 6 de mayo 1938, día en el que de forma fortuita se encuentran Antonietta, madre de seis hijos y Gabriele, ex locutor de la EIAR (Ente italiano para audiciones radiofónicas), homosexual, que acaba de hacer su maleta, esperando a ser conducido a la frontera. 
Ese mismo día, se celebra la primera visita de Hitler a Roma con un desfile trasmitido por todas las emisoras de radio nacionales, al cual Antonietta no podrá participar. Esta mujer, siempre ocupada y sometida al marido, se encuentra arreglando la casa y, mientras abre la jaula de su mirlo para darle de comer, éste se escapa volando hacía la repisa de la ventana de Gabriele. 

Entonces, mientras la radio sigue trasmitiendo el encuentro entre Hitler y Mussolini, Antonietta y Gabriele empiezan a conocerse y, durante un solo día, surje una relación muy particular.

Un drama psicológico excepcional que constituye una de las obras maestras de Ettore Scola, caracterizado por el humor de sus diálogos. 
Al comienzo, seis minutos de noticiarios cinematográficos que ayudan el público a contextualizar el momento histórico; la fotografía en sepia de Pasqualino De Santis pone el énfasis necesario en la dolorosa historia de los dos protagonistas. 
A pesar de que la narración se desarrolla entre dos pisos, una escalera y una terraza, el director logra plasmar la complejidad histórico-social de esa época, narra la vida llena de renuncias e infelicidades de una mujer, sin educación y soñadora, y de un hombre instruido y sabio, culpable sólo de su orientación sexual.

La película trata sobre cómo los puntos de vista de los dos personajes, al principio inconciliables, llegan coincidir en los temas de la exclusión y de la soledad provocadas por el régimen mussoliniano. 
 «Yo no creo que el inquilino de la sexta planta sea antifascista. Más bien, el fascismo es anti-inquilino de la sexta planta» dirá Gabriele, resumiendo el horror de la dictadura.

Desde su debut en el cine dirigiendo en 1964 "Con su permiso, hablamos de mujeres", a la película "C'eravamo tanto amati" (conocida como "Una mujer y tres hombres"), Ettore Scola ha sido consagrado definitivamente entre los grandes del cine italiano, y sus películas le han concedido la fama internacional gracias a unos premios en el festival de Moscú, el César francés y tres Cintas de plata. Este increíble director supo realmente plasmar la imagen de Italia mientras se redimía del fascismo, a través de las voces de sus personajes.

El 2 de junio, en el auditórium de la Scuola italiana de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria Italiana para España homenajea Ettore Scola proyectando su película "Una jornada particular".

¡Ven a descubrir uno de le los grandes directores del cine italiano, con ocasión del evento Passione Italia!